Despedida

Nos despedimos con unos versos de Jorge Riechmann cantados a capela sobre una melodía tradicional del norte de Palencia. Esperamos que os haya gustado nuestro trabajo y que, al menos, un poquitito de él quede vibrando en vosotras y vosotros.

Ágil ojo y paso lento

compañera, ven conmigo.

Cuidémonos una a otra

que éste es áspero camino.

No quiero ser cantadora

que yo quiero ser canción,

canción que quede vibrando

dentro de tu corazón.

Anuncios